El compromiso del SAS para 2020 son contratos de un año como mínimo

El compromiso del SAS para 2020 son contratos de un año como mínimo

Miguel Ángel Guzmán tomó posesión el mes pasado de noviembre como nuevo gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS) proveniente de la administración de la Agencia Sanitaria del Bajo Guadalquivir. Natural de Málaga en el mes de febrero de mil novecientos sesenta y tres, Doctor en Medicina y Cirugía, especialista en Medicina del Trabajo y técnico superior en Prevención de Peligros Laborales, el directivo desgrana en esta entrevista con Redacción Médica todos y cada uno de los desafíos a los que deberá hacer frente, de momento, en el inicio del próximo dos mil veinte.




¿De qué manera encara esta nueva etapa como gerente del SAS?

Para mí es un reto profesional y debo reconocer que para nada me lo aguardaba. Para cualquier médico andaluz estar al frente del SAS es un sueño. Es un honor y deseo dar las gracias al consejero de Salud, Jesús Aguirre, que fue quien me lo planteó. De ahí que trabajaré con todas y cada una mis fuerzas y con resolución para asistir al departamento y, sobre todo, voy a esmerarme a fin de que la sanidad andaluza mejore.

¿Qué objetivos se marca al frente de este organismo?

Meditando a lo largo de los días anteriores al nombramiento, pensaba exactamente en esto: ¿qué puedo aportar en temas de accesibilidad, listas de espera o bien de mejoras profesionales? Me planteé terminar con la crispación entre los profesionales. He acudido a centros de salud y he hablado con los profesionales para trasladarles que lo que me interesa más es terminar con la crispación entre ellos, fruto del malestar de años en los que no han sido tratados como corresponde, tanto en el sentido profesional como económico. Asimismo deseo trabajar, si bien no habalaría de crispación, con la población, a la que le están transmitiendo inseguridad.

Existen algunos agentes que se están dedicando a describir un apocalipsis en la sanidad andaluza que, en lo más mínimo, se corresponde con la realidad. Lo que quisiese con mi equipo y la Consejería es persuadir a la población y darles seguridad a fin de que vean que el sistema sanitario andaluz está a unos niveles profesionales, tecnológicos y de seguridad del paciente ejemplares. Hemos vuelto a ser nombrados como el tercer mejor sistema a nivel del mundo, y que absolutamente nadie se olvide que el sistema sanitario andaluz es el mayor de los sistemas que hay en España.



“El sistema sanitario andaluz está a unos niveles ejemplares”

Además de esto, día tras día se generan muchas noticias positivas en la sanidad andaluza. Últimamente batimos el récord diario de trasplantes, y esto no es un trabajo individual de un profesional o bien de una Comunidad Autónoma, sino hemos cooperado con otros territorios en este jalón que ha supuesto tener un día con el mayor número de trasplantes efectuados de la historia. Esto es una nueva increíble.

Asimismo debemos mentar a los primeros 5 andaluces han recibido tratamiento con terapias CART. Es una terapia novedosa para procesos oncológicos de tipo hematológico. Y podemos decir que en los centros de salud se prosigue atendiendo a diario con satisfacción, en los servicios de emergencias se están cubriendo las necesidades que nos plantea la gente que asiste a exactamente las mismas y en las consultas médicas se prosigue diagnosticando a la gente.

Hemos disminuido en cincuenta días la media que un andaluz espera a fin de que le operen y vamos a proseguir trabajando para reducirlo todavía más. Los grandes titulares son cosas que se pueden ver y que se pueden contar. Me agradaría meditar en valor los millones de consultas que hacen nuestros profesionales día tras día y que tienen ese matiz de calidad que aporta el trabajo y la dedicación que entregan. No hay que participar en lo más mínimo de esa alarma que se está procurando crear de que la sanidad andaluza se está estropeando. Eso es totalmente falso.

La Junta de Andalucía termina de sacar adelante sus Presupuestos y que destinan una dotación récord para el SAS: más de diez millones de euros. De esta manera, el margen de capacidad de maniobra se acrecenta. No obstante, esta semana el Ejecutivo ha impuesto a la Junta de Andalucía un plan de ajuste. ¿De qué forma afecta este evento al SAS?

Muy de forma directa. La Junta ya ha hecho la reclamación justa que corresponde a las necesidades de Andalucía al presidente del Gobierno pues, ciertamente, nos sentimos discriminados. El sistema de financiación económica fija unas reglas y ahora se fija una deuda para Andalucía de cuatro mil millones de euros. Esta cantidad la estamos aguardando, por el hecho de que la parte que corresponde va a ir destinada a los servicios públicos, esencialmente la sanidad. Si además de esto esa deuda que nos deben liquidar llegar tarde o bien no llega, tenemos esta congelación que nos han hecho en las vías de financiación y que nos prohíbe salir a mercados alternativos, exactamente cuando Andalucía es la comunidad de España más pujante, la que más empleo produce, la que más medra y la que está a la cabeza.




Es completamente injusto y nos sentimos maltratados, pues a otras Comunidades Autónomas que no están en esta situación de expansión, no se les está aplicando exactamente la misma medida.

Asimismo se ha aumentado la partida destinada a los profesionales un cuatro con setenta y nueve por ciento, hasta los cuatro mil ochocientos ochenta y uno millones, con el propósito de prosperar las condiciones “que tan seriamente habían sido estropeadas estos años”, conforme ha indicado el propio consejero de Salud, Jesús Aguirre. ¿Qué medidas específicas estudia hacer en esta materia?

Nosotros fijamos en el Pacto de Gobierno cuando accedimos a la sanidad andaluza la equiparación de las medidas salariales de los profesionales andaluces, que está muy bajo la media nacional. Esto es fruto de la inversión por habitante y año, que en Andalucía es de las menores de toda España. Hay un diferencial muy importante de más de doscientos euros por habitante y año que nos va a faltar para llegar al recorrido medio de inversión sanitaria.

Esto va ligado de manera directa al porcentaje del Presupuesto que ocupa la inversión sanitaria. Nosotros, en un ejercicio, con 2 Presupuestos por el medio, hemos sido capaces de dedicar más de mil millones de euros a la sanidad, lo que nos ha tolerado lograr cifras históricas, como los más de diez millones de euros para el SAS.

El propósito es reducir ese diferencial de inversión por habitante y año que nos aparta del resto. Las medidas primordiales serán dedicar más recursos y ser más eficaces. No se trata de invertir más dinero, que disponemos de él, -toda vez que el sistema de financiación nos lo deje y no nos coarte-, sino más bien de hacer un buen empleo de las recursos libres.

¿Qué plazo os fijáis para conseguir la equiparación salarial?

En nuestros días tenemos abierta una negociación con todas y cada una de las organizaciones sindicales que están representadas en el ámbito de la salud para, este miércoles, hacer entrega de un documento marco para procurar llegar a un pacto y de esta manera empujar todos juntos para prosperar la calidad de la sanidad y las condiciones de los profesionales. Nos hemos propuesto, en esta legislatura, aproximarnos a esa media nacional en la retribución de los profesionales.



El año dos mil diecinueve ha sido el de la puesta de largo de las terapias CART en Andalucía. El Ministerio de Sanidad acreditó al Centro de salud Virgen del Rocío para ofrecer este servicio. De momento, un total de 5 pacientes han sido tratados con esta técnica. ¿Hay alguna previsión de cara por año dos mil veinte? ¿Volverá Andalucía a pujar a fin de que otros centros de la zona asimismo puedan ofrecer terapias CART?

Nosotros apostamos por aproximar este género de terapias renovadoras lo máximo posible a la población andaluza. Hemos pedido al Ministerio de Sanidad que otros 3 centros de salud más -el Virgen de las Nieves en Granada, el Centro de salud Regional de Málaga y el Centro de salud Universitario Reina Sofía de Córdoba- tengan la autorización para ofrecer este género de terapias. De esta manera, así como el Centro de salud Virgen del Rocío, formarían las 4 patas que en un corto plazo faciliten a la población que lo requieran esta clase de tratamiento.

Hoy día, tenemos una Pacto Marco con la industria, la que nos facilita estos tratamientos, de forma que se trata de servicios de responsabilidad compartida. La industria pone de su parte para facilitar a los pacientes el acceso a estos tratamientos que, hoy día, son carísimos. Sin embargo, son fármacos que, poquito a poco, van siendo más alcanzables.

“Nos agradaría que hubiese alguna Fiscalía singular contra las agresiones a profesionales sanitarios”

También, la Consejería asimismo se ha marcado como objetivo comparar las guardas del SAS con las del resto de profesionales de España. ¿Qué coste se va a fijar todos los años a lo largo de los 3 siguientes para lograr la media nacional?

Hay un fin claro que es igualar la retribución global de los profesionales, en un caso así de la hora de guarda y para este término específico ya se han dedicado veinte millones de euros. Iremos dedicando las cantidades suficientes, que van a ser superiores todos los años a fin de que cuando acabemos esta legislatura estemos en la cantidad de más de veintitres euros, o bien aun más, por el hecho de que al unísono que nos aproximamos a la media nacional, esta se distancia de nosotros. Por tanto, deberemos hacer un esmero mayor por año siguiente y un poco mayor al siguiente año para no quedarnos atrás, mas nuestra pretensión firme es comparar este costo.

Merced al Plan de Estabilización desarrollado por el SAS, este año se han efectuado seis mil quinientos ochenta contratos de larga duración a través del sistema de Bolsa Única y también interinidades entre trabajadores de los centros sanitarios. ¿Hay alguna previsión a este respecto de cara por año dos mil veinte?




Decirte un número sería muy arriesgado por mi parte. Lo que sí te digo de forma tajante es que a lo largo del año dos mil diecinueve ya no ha habido contratos de corta duración ni en precario. Desde el 1 de enero el compromiso de la Consejería y el SAS es que los contratos que se hagan para esta clase de necesidad sean por lo menos de un año. Nosotros deseamos dar estabilidad en la utilización. Con este mayor presupuesto que tenemos indudablemente vamos a poder cubrir mayores plazas que hasta el momento no habríamos podido llegar, te emplazo a la Navidad que viene y te digo la cantidad a la perfección.

Andalucía se ha transformado en la punta de lanza contra las agresiones a personal sanitario. En verdad, el SAS anunció este año que condenaría estos actos por la vía penal. Sin embargo, desde el ámbito se demanda una mayor implicación y coordinación de las partes involucradas: desde los propios servicios de salud hasta las fuerzas de seguridad, pasando por los propios ciudadanos. ¿Cuál es su propuesta para combatir esta lacra

Nosotros estamos en acción permanente. Esto no es una propuesta que hagamos y después hagamos otra. Estamos caso por caso arropando con todos nuestros medios y recursos a cada profesional que recibe una agresión, sea verbal o bien física. Mañana presentamos el cartel que ha ganado un concurso interno exactamente para denunciar las agresiones a profesionales y a esta presentación pública hemos convidado no solo a los profesionales sino más bien a todos y cada uno de los sindicatos pues esto es una acción trasversal, no existe ninguna grieta, todos estamos combatiendo contra las agresiones.

Nosotros no somos quienes debemos presentarnos a denunciar una agresión, lo que haremos siempre y en todo momento es respaldar al profesional. Es una acción individual de cada profesional. Hemos establecido interlocución directa con la policía para tener un canal directo de demanda veloz, hablamos con el Ministerio Fiscal, campañas de concienciación, etcétera



“Nos planteamos conseguir la equiparación a final de legislatura”

Desde el Sindicato Médico Andaluz se ha propuesto la creación de un fiscal experto en agresiones a profesionales sanitarios. ¿Está conforme con esta propuesta?

Estamos en conversaciones con el Ministerio Fiscal, mas es un tema que no depende de nosotros. Esto es, la Fiscalía tiene su organización y a nosotros claro que nos agradaría que hubiese alguna Fiscalía singular contra las agresiones a profesionales sanitarios. Mas este es un tema que se le escapa al SAS.

Asimismo plantean realizar un sistema de “sanciones administrativas inmediatas” -como puede ser una multa- como los que se aplica en otros ámbitos. ¿De qué manera valora esta posibilidad?

Esta es una alternativa que a nosotros nos encantaría que hubiese, en verdad creo que lo recoge la legislación de España. Eso depende los jueces, el SAS no puede sancionar a los pacientes por sus comportamientos, no somos un órgano penalizador, estamos para asistir y para sanar, cuidar y cariño a los pacientes.

El año dos mil diecinueve ha sido el de la puesta de largo de las terapias CART en Andalucía. El Ministerio de Sanidad acreditó al Centro de salud Virgen del Rocío para ofrecer este servicio. De momento, un total de 5 pacientes han sido tratados con esta técnica. ¿Hay alguna previsión de cara por año dos mil veinte? ¿Volverá Andalucía a pujar a fin de que otros centros de la zona asimismo puedan ofrecer terapias CART?




Por ser la comunidad autónoma que somos tenemos ese inconveniente geográfico, que aparte de un inconveniente es una bendición por la riqueza de nuestra tierra, mas en el aspecto sanitario requiere dar cobertura a personas es una complejidad. Para lograr la equidad a todos y cada uno de los pacientes, debemos ver cualquier fórmula que nos deje llegar a todos y cada uno de los lugares.

Estamos abordando los puestos de bastante difícil cobertura, vemos qué incentivos podemos aplicar a nuestros profesionales a fin de que tengan una motivación singular, ahí estamos valorando las corporaciones locales, podemos progresar las condiciones establecidos o bien darle al profesional más puntos por estar más tiempo ejercitando en una zona de bastante difícil cobertura mas las corporaciones locales vamos a procurar que nos asistan en soluciones de habitabilidad para esos profesionales, prosperar la infraestructuras que precisa el profesional. Por esa vía estamos andando y en este año dos mil veinte daremos pasos muy firmes en ese sentido.




Redacción Médica analiza en una entrevista con Miguel Ángel Guzmán, nuevo gerente del servicio, los retos de su cargo informacion sacada https://www.redaccionmedica.com/

Deja una respuesta