Sandra Pascual, enfermera en Australia

Enfermera en Australia: “Soy la única enfermera española en este hospital de Mackay. ¡Venid, necesitamos enfermeras profesionales!”

Su pasión y ganas de viajar y ver el mundo lo ayudaron a lanzar lo que sería una de las mejores aventuras de su vida. Sandra Pascual quería vivir y trabajar en otro país y Australia siempre le llamó la atención. Tomó sus maletas, y sin trabajo se mudó al otro lado del mundo donde la suerte llamó a su puerta: dos días después de entregarle su Currículum, le enviaron una oferta de trabajo que aceptó sin dudarlo, convirtiéndose en el único enfermero español en el hospital.

Sandra Pascual, enfermera en Australia
Sandra Pascual, enfermera en Australia

-Pregunta: ¿Siempre has querido ser enfermera?

-Respuesta: Cuando tuve que elegir qué ser o qué hacer, no lo tenía muy claro. Me gustó mucho la historia y las diferentes culturas y civilizaciones, creo que quería entrar en la rama de la arqueología, pero el voluntariado en unas excavaciones arqueológicas en Madrid me desanimó. Sabía que quería trabajar con personas y al final decidí hacerlo solo. Al principio solicité medicina pero me quedé en dos décimas y me dieron Enfermería, con lo que ahora estoy muy contenta porque hoy no querría ser médico, me encanta mi trabajo de enfermera.

-Pregunta: ¿Cuándo empezaste la carrera, se esperaba que trabajaras fuera de España?

-Respuesta: No, no podía imaginarme trabajando al aire libre. Pero los viajes de los últimos años de mi carrera desencadenaron las ganas de viajar y ver el mundo aún más, y decidí no vivir y trabajar en otro país en lugar de solo viajar por un corto tiempo.

-Pregunta: ¿Por qué Australia? ¿Qué te hizo elegir ese destino?

-Respuesta: Australia siempre me ha llamado la atención. Son opuestos y eso suena a algo misterioso y lejano, me intriga mucho. Cuando supe más sobre el país, me gustó aún más; calidad de vida, sol todo el año, buceo, surf y muchos otros deportes acuáticos que me encantan. ¡La naturaleza y la vida salvaje son increíbles!

-Pregunta: ¿Fuiste con el servicio o la encontraste allí? ¿Qué puesto ocupa?

-Respuesta: Primero vine sin trabajo. Tuve que hacer un curso de 3 meses para poder registrarme como enfermera en Australia. Luego viajé y comencé a buscar trabajo en sitios australianos. Llegué a Cairns, Queensland, porque me ofrecieron alojamiento gratis a cambio del cuidado de dos perros, y una vez allí fueron a entregar un currículum al hospital. En 2 horas me enviaron una oferta de trabajo que acepté sin dudarlo. Enfermera ocasional.

-Pregunta: ¿Cuáles son las diferencias entre los sistemas sanitarios de Australia y España?

-Respuesta: ¡UPS! Tantos, es como trabajar en dos mundos completamente diferentes. La asistencia sanitaria en sí es la misma en lo que respecta a la atención al paciente, pero los sistemas son totalmente diferentes. Me adapté bien porque vengo de para lo que trabajé Reino Unido 5 años, pero debe ser un shock para quienes vienen a trabajar directamente desde España. El sistema no es gratuito para todos, por ejemplo, no tengo acceso al sistema de salud pública, incluso si trabajo para él, por cuestiones de visa. El sistema sanitario universal español es un tesoro que la gente no aprecia y que acabará por desaparecer.

En cuanto al trabajo, la enfermera en España tiene un nivel de conocimientos médicos mucho más alto que en Australia, pero no existen protocolos o, en su caso, no se siguen. Sin embargo, aquí en Australia, la enfermera tiene un nivel muy bajo de conocimiento clínico, yo sé más sobre la dignidad y comodidad del paciente, sin embargo, existen protocolos muy detallados que aseguran que al final el paciente reciba una atención de calidad sin fallas. También es importante destacar que en España una enfermera tiene entre 10 y 15 pacientes y aquí en Australia tengo 4 de día y 8 de noche. Personalmente, me quedaría con el nivel de enfermería en España y los protocolos y recursos materiales en Australia, esa sería una combinación ideal.

-Pregunta: ¿Cómo fue tu primer día de trabajo? ¿Tuviste experiencia como enfermera?

-Respuesta: Mi primer día de trabajo en Australia fue un verdadero desastre, lo recuerdo perfectamente. Me pusieron con una chica recién graduada para que tomara a 8 pacientes de medicina interna entre los dos. Los dos estábamos muy perdidos, sobrevivimos al intercambio y, afortunadamente, a los pacientes. De todos modos, yo sabía cómo era la organización porque había hecho una pasantía en un hospital de Australia para el curso de matrícula, pero estaba nerviosa y claro, entonces cada hospital tiene sus cosas.

-Pregunta: ¿Tuviste problemas para adaptarte o comunicarte?

-Respuesta: Debo decir que la recepción fue genial, especialmente cuando lo comparo con cómo fue en el Reino Unido, donde tengo más frío. Aquí todos me preguntaron si estaba bien, si necesitaba ayuda e incluso durante las capacitaciones del curso, las enfermeras me prepararon una cena de despedida e incluso me hicieron regalos. La comunicación fue un poco más difícil debido a la jerga australiana, que se parece un poco al andaluz, lo acortaron todo y usaron palabras diferentes al inglés británico.

Sandra Pascual, enfermera en Australia
Sandra Pascual, enfermera en Australia

-Pregunta: ¿Recuerdas alguna anécdota con algún paciente o colega que puedas contarnos? ¿Cuál diría que fue el mejor y el peor momento como enfermera en Australia?

-Respuesta: Sí, tengo muchas anécdotas. Bueno, cuando estaba en el puesto de especialista en heridas, traté una quemadura durante muchas semanas, y al final la mujer me agradeció entregándome una toalla bordada por ella con un koala. Fue un hermoso detalle. Hay muchos buenos momentos en particular, pero una cosa mala que me pasó recientemente fue un mal encuentro con un drogadicto australiano que me agredió verbalmente porque soy extranjero y tengo acento. No le presté mucha atención porque supongo que no era de la mejor manera, pero estar tan lejos de casa dolía. También me ayudó a darme cuenta de cómo a veces se trata a los inmigrantes que llegan a España.

-Pregunta: ¿Cuáles son los requisitos para trabajar como enfermera en Australia?

-Respuesta: Hay bastantes requisitos, pero tal vez la ilusión de venir con ellos. Los más importantes son el inglés y como recomendación personal al menos 2 años de experiencia para evitar problemas de visado. El proceso no fue nada fácil, así que ahora dedico mi tiempo libre a ayudar a las enfermeras españolas a registrarse como enfermeras en Australia, y ahora ya no necesito el curso puente que tenía que tomar. Si alguien quiere ayuda para registrarse en Australia como enfermera poniendo mi nombre en Google, puede encontrarme fácilmente o de otra manera a través de Dingoos.

-Pregunta: ¿Hay muchas enfermeras españolas en Australia?

-Respuesta: Creo que somos pocos, cada vez escucho de varias personas que vienen y aquí tenemos una página de enfermeras en Facebook. Conocí a 3 miembros del personal y algunos más en línea, además de los que ayudo con el registro, pero actualmente soy el único en mi hospital en Mackay. ¡Vamos, necesitamos enfermeras profesionales!

-Pregunta: ¿Recomendaría la experiencia de otra enfermera? ¿Qué consejo le daría a una enfermera que quiera irse al extranjero?

-Respuesta: Sí, por supuesto. Trabajar y vivir en otro país abre tu mente y la experiencia es única. Es bueno conocer las diferentes formas de hacer una misma profesión en todo el mundo y cada forma tiene sus ventajas y desventajas. Mi consejo para una enfermera que se va al extranjero sería tener mucha paciencia para desarrollar su capacidad de adaptación y tolerancia, lo que pasa en nuestro propio país no siempre es lo mejor del mundo, aunque lo pensamos bien.

-Pregunta: ¿Volver o no volver a España? ¿Lo extrañas?

-Respuesta: ¡Qué pregunta más difícil! Por supuesto que extraño España, mi gente, mi cultura, las tapas, salir tarde por la noche … ¡casi todo! Pero no siento que pueda desarrollarme como profesional en España, como lo es hoy el sistema sanitario, y aquí en Australia tengo muchas oportunidades. Es una polémica y es muy difícil saber cuál es la decisión correcta, pero por ahora creo que me quedaré aquí unos años más.

Rate this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *