La mala salud de los ‘millennial’ va a disparar el gasto sanitario un 33%

La mala salud de los ‘millennial’ va a disparar el gasto sanitario un 33%

De esta manera lo revela una investigación que asegura que la generación precedente está más saludable

Durante la historia la tendencia ha sido, en especial en las últimas décadas, que las nuevas generaciones gocen de una mejor calidad de vida que sus predecesoras. No obstante, el caso de los ‘millennial’, la generación nacida entre mil novecientos ochenta y uno y mil novecientos noventa y seis, la que, además de esto, alcanza unas cuotas de educación y adaptación tecnológica como hasta jamás se había visto, rompe con esta tendencia.

Una investigación elaborado por Blue Cross en E.U. revela que su salud es peor que la de la generación X (los nacidos entre entre los años sesenta y hasta principios de los ochenta) y, en consecuencia, su tasa de mortalidad podría ser un cuarenta por ciento superior si no te toman medidas. Entre las primordiales nosologías de los ‘millennial’ se hallan afecciones como la depresión o bien la hipertensión.

A lo largo de los próximos años, y conforme esta generación vaya avejentando, la situación provocará un incremento en la demanda de asistencia sanitaria. En consecuencia, se prevé que el gasto sanitario se dispare en un treinta y tres por ciento, lo que va a tener un “efecto devastador” para la economía por el hecho de que los ‘millennial’ suponen la mayoría de la población de E.U. y representan la mayor fuerza laboral del país. Esto los ubica “en el corazón del desarrollo económico”, asimismo en lo que se refiere a usuarios y responsables de negocios.

Llamamiento a las autoridades

Dado este panorama, el estudio hace un llamamiento a las autoridades para tomar cartas en el tema, puesto que, del mismo modo, la mayor parte no se preocupa por buscar una atención médica precautoria. Tanto es con lo que el sesenta y siete por ciento de ellos solo consulta al médico cuando está enfermo o bien precisa atención urgente.

Una peor salud asimismo afecta de manera directa a los bolsillos de esta generación que, conforme el estudio, gastarían en torno a cuatro mil quinientos dólares estadounidenses anuales más en tratamientos sanitarios que sus predecesores. Esto “podría exacerbar los casos de desigualdad de ingresos y contribuir a un círculo vicioso de prevalencia todavía mayor de condiciones de salud física y conductual”.

Deja una respuesta