Lavado de manos

Es aconsejable tener en cuenta que el lavado de manos es la medida más importante para evitar la transmisión de microorganismos del personal a la persona atendida y de la persona atendida. Las manos siempre deben lavarse después del contacto con la persona afectada, se hayan usado guantes o no; antes y después del uso de guantes y entre diferentes procedimientos realizados en la misma persona.

Se pueden realizar dos tipos de lavado de manos: higiénico con jabón convencional o antiséptico con jabón antiséptico. Una vez hecho el lavado, se secará con papel desechable o gasa. Se puede realizar antisepsia de manos con soluciones alcohólicas específicas para obtener un efecto rápido en las manos si no se dispone de un lavado de manos.

lavarse las manos

Rate this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *