Nueva Zelanda ofrece trabajo a médicos sin MIR y por seis mil euros mensuales

Nueva Zelanda ofrece trabajo a médicos sin MIR y por seis mil euros mensuales

En las antípodas de España, del otro lado del planeta, precisan médicos. N. Zelanda se encara a una fuerte escasez de profesionales puesto que se prevé que, en los próximos diez años, se retiren más de la mitad, conforme el Royal New Zealand College of General Practitioners. Esto sucede en un país que, además de esto, depende en buena medida de los médicos extranjeros, puesto que hasta el cuarenta por ciento procede o bien se ha formado en otros países.

La demanda de jóvenes médicos es extendida en todas y cada una de las especialidades, mas se acentúa singularmente en Medicina General, Cirugía General, Obstetricia y Ginecología, Siquiatría, Prótesis y Radiología. Además de esto, el sueldo es uno de los primordiales reclamos para mudarse a este país. El sueldo medio, conforme The BMJ, ronda entre los ochenta y cinco y los ciento cuarenta y cinco mil dólares estadounidenses neozelandeses, lo que se traduce, en una horquilla de entre cuatro mil y seis mil novecientos euros mensuales (calculado en 12 pagas).

En lo que se refiere a la jornada tareas, los médicos júnior acostumbran a emplearse entre cuarenta y sesenta y cinco horas, al tiempo que los sénior lo hacen en torno a cuarenta. Mikel Adam, directivo gerente de Triple0 Medical Recruitment, una de las compañías reclutadoras de empleados de N. Zelanda, mantiene que las creencias que recibe de los médicos que llegan desde otros países es que hay “el equilibrio entre la vida laboral y social es algo real”.

Por este motivo, asegura que ha habido médicos “que han venido a lo largo de 6 meses y se han quedado y han ganado un sitio en un programa de capacitación”. En el caso de N. Zelanda, R. Unido y también Irlanda son los primordiales transmisores en la medida en que su capacitación es muy afín a la que se da en las islas.

El entrecierro rural demanda médicos

Las núcleos urbanos son la localizaciones más demandas por los médicos foráneos. Sin embargo, es en el entrecierro rural donde hay más demanda de profesionales. “Nuestras localidades más pequeñas son agradables debido a la autonomía que dan al médico para trabajar, los retos que ofrecen y las mayores habilidades requeridas”, conforme Adam. En consecuencia, estos emplazamientos son ideales para quienes procuren aventura, un modo de vida más relajada y aire libre.

Los reclutadores procuran médicos que estén verdaderamente comprometidos a mudarse a N. Zelanda, así sea en un corto plazo o bien de forma permanente. Para aquellos con familias, todos y cada uno de los miembros deben admitir la idea. Los aspirantes deben darse de alta en la página web del Medical Council of New Zealand y más tarde pueden presentar las peticiones de forma directa en los centros de salud o bien pasar por una agencia de reclutamiento médico, las que pueden asistir con el procedimiento que, generalmente, acostumbra a alargarse en el tiempo.

Las entrevistas acostumbran a efectuarse por teléfono o bien por Skype, si bien en niveles más avanzados del proceso de reclutamiento se puede requerir la presencia del aspirante en N. Zelanda.

Deja una respuesta