Perfil del profesional de enfermería

Alguien que quiera ser enfermero o enfermero debe realizar, entre otras cosas, las siguientes habilidades[1] lo que le permitirá desarrollar más fácilmente las habilidades que requiere como profesional.

Estas habilidades serían el perfil de entrada para estos estudios:

    • Capacidad de organización: Es necesario disponer de algo de tiempo y planificación del trabajo, ya que pueden surgir dificultades o complicaciones en los pacientes que estarán a tu cargo.
    • Habilidad para las relaciones interpersonales: se necesitan personas con un carácter abierto y agradable, porque es una profesión en la que las relaciones interpersonales se dan en situaciones especiales, a menudo situaciones delicadas en la vida de las personas.
    • Poseer empatía: RAE define la empatía como la identificación mental y emocional de un sujeto con el estado de ánimo de otro, estos profesionales deben tener la capacidad de adaptarse emocionalmente a los demás y capturar sus emociones. Porque así es como mejoro con los pacientes.
    • Responsabilidad: La salud e incluso la vida de los pacientes están «en manos» de estos profesionales y ellos siempre son responsables de la salud de los pacientes.

Perfil de egresado

Como se explica en el apartado de formación por competencias, existe un perfil específico que los egresados ​​de cualquier titulación deben desarrollar y demostrar.

En el caso del diploma en enfermería, este perfil está determinado por la orden CIN 2134/2010 de 3 de julio, que establece los requisitos para la verificación de los títulos universitarios oficiales que permitan el ejercicio de la profesión de Enfermero.

Además de encontrar el perfil competencial en esta referencia, existen otros documentos que también hacen referencia a las competencias del enfermero:

Proyecto Tuning: Tuning de estructuras educativas en Europa

El proyecto Tuning incluye 30 competencias transversales que se agrupan en tres tipos: competencias instrumentales, competencias interpersonales y competencias sistémicas.

COMPETENCIAS GENÉRICAS TRANSVERSALES

Proyecto tuning

HABILIDADES INSTRUMENTALES

HABILIDADES INTERPERSONALES

COMPETENCIAS SISTÉMICAS

  1. Capacidad de analizar y sintetizar
  2. Capacidad para organizar y planificar
  3. Conocimientos generales básicos
  4. Conocimientos básicos de la profesión.
  5. Comunicación oral y escrita en el propio idioma
  6. Conocimiento de un segundo idioma
  7. Conocimientos informáticos básicos
  8. Habilidades de gestión de la información (capacidad para buscar y analizar información de una variedad de fuentes)
  9. La solución al problema
  10. Actividades de toma de decisiones
  1. Capacidad crítica y autocrítica
  2. Trabajo en equipo
  3. Habilidades interpersonales
  4. Capacidad para trabajar en equipo interdisciplinario
  5. Capacidad para comunicarse con expertos en otros campos.
  6. Valoración de la diversidad y el multiculturalismo
  7. Capacidad para trabajar en un contexto internacional.
  8. Compromiso ético
  1. Capacidad para aplicar los conocimientos en la práctica.
  2. Habilidades de investigación
  3. Habilidad de aprender
  4. Capacidad para adaptarse a nuevas situaciones.
  5. Capacidad para generar nuevas ideas (creatividad)
  6. Guiar
  7. Conocimiento de las culturas y costumbres de otros países.
  8. habilidad para trabajar de manera independiente
  9. Diseño y gestión de proyectos
  10. Iniciativa y emprendimiento
  11. Preocupación por la calidad
  12. Motivación para lograr

Libro blanco sobre el cuidado de la salud:

El Libro Blanco de Enfermería considera 30 competencias genéricas transversales del proyecto Tuning y establece seis grupos de competencias específicas para enfermería:

GRUPO I: Habilidades asociadas a los valores profesionales y al rol del enfermero. Significa brindar atención en un entorno que promueva el respeto a los derechos humanos, valores, hábitos y creencias del individuo, la familia y la comunidad, y ejercer una excelente responsabilidad y profesionalismo en las actividades tanto autónomas como interdependientes.

GRUPO II: Habilidades asociadas a la práctica de enfermería y la toma de decisiones clínicas. Se trata, entre otras cosas, de emitir juicios y decisiones clínicas sobre el sujeto y objeto de la atención, que deben basarse en valoraciones integrales y evidencias científicas, así como el mantenimiento de la competencia a través de la formación continua.

GRUPO III: Habilidades para hacer un uso apropiado de una variedad de habilidades, intervenciones y actividades para brindar una atención óptima. Implica valoraciones, procedimientos y técnicas con pleno conocimiento de los hechos, excelentes habilidades y destrezas y con la máxima certeza para quien las recibe y para sí mismo. Esta sección también incluiría todas las intervenciones de atención de la salud relacionadas con la promoción de la salud, la educación para la salud, etc.

GRUPO IV: Conocimientos y habilidades cognitivas. Significa actualizar los conocimientos y estar al tanto de los avances tecnológicos y científicos, asegurando que la aplicación de estos últimos sea compatible con la seguridad, la dignidad y los derechos humanos.

GRUPO V: Habilidades interpersonales y comunicativas (incluidas las tecnologías de la comunicación) Se trata de proporcionar información adaptada a las necesidades del interlocutor, estableciendo una comunicación fluida y asegurando un apoyo emocional óptimo. También significa el uso de sistemas de registro y gestión de información utilizando el código de ética, garantizando la confidencialidad.

GRUPO VI: habilidades de liderazgo, gestión y trabajo en equipo. Implica la capacidad de trabajar y liderar equipos y también garantizar la calidad de la atención a las personas, familias y grupos, optimizando los recursos.



[1] En este sentido, conviene aclarar la diferencia entre habilidad y competencia, entendiendo la capacidad potencial de cada uno para ser competente.

5/5 - (1 voto)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *