Rol de investigación del profesional de Enfermería: fortalezas y barreras

Cómo citar este artículo

Landman Navarro C, Alvarado Orozco G, Elgueta Pérez M, Flores Olivares B, Gómez Letelier J, Herrera Pedraza M, et al. El papel investigador de los profesionales sanitarios: fortalezas y barreras. Rdo. iberoam. Educ. Investigado. Enfermo 2014; 4 (2): 28-39.

autores

1Cecilia Landman Navarro, 2Gloria Alvarado Orozco, 2Marcela Elgueta Pérez, 2Brenda Flores Olivares, 2Joseline Gómez Letelier, 2María Herrera Pedraza, 2Danitza Herrera Maturana, 2Gianira Hidalgo Mac-Lean, 2Cristián López González, 2Carla Márques Navarrete, 2Claudia Quiroz Calderon

1Director de posgrado y posgrado de enfermería. Escuela de Enfermeras. Universidad de Valparaíso (Chile).
1.2Licenciados en Enfermería. Universidad de Valparaíso (Chile).

resumen

Estudio de caso, abordaje descriptivo, cualitativo, mediante el análisis del discurso de enfermeras, áreas de atención y docencia, servicios de salud pública en Viña del Mar y Valparaíso y la Universidad de Valparaíso (Chile).
Objetivo: el objetivo es identificar la importancia que este grupo otorga al rol investigador, a partir de su propia experiencia y guardada en entrevistas individuales en profundidad, realizadas entre mayo y junio de 2010; a través de un guión temático; aportando una perspectiva sobre el problema estudiado.
Resultados: los profesionales compartieron su experiencia y enfoque de la investigación; En los discursos aparecieron categorías que estaban orientadas a las fortalezas y barreras que percibían para realizar investigaciones. Con la información recolectada se logró una reducción fenomenológica, donde se refinaron categorías y subcategorías de análisis. Triangulación de información con actores y marco de referencia.
Resultados agrupados en las siguientes categorías: institucional, universitaria y de formación académica de posgrado, profesional y personal.
Discusión: hay evidencia de una multiplicidad de roles desempeñados por un grupo, principalmente femenino; poco apoyo de las instituciones sanitarias para desempeñar este papel. Junto con esto, hubo una falta de información sobre cómo y fuentes de financiamiento; mala relación entre enfermeras y profesores; la necesidad de contar con una gama más amplia de programas de posgrado y de mejorar los planes de estudio de pregrado, que revelen habilidades investigativas, integradas con la gestión del cuidado; el papel de la asistencia sanitaria y la salud y la educación entre iguales. Asimismo, generar un mayor número de eventos científicos, con una amplia difusión y facilidades para la publicación de los trabajos presentados, de manera que el conocimiento generado pueda ser aplicado en la práctica profesional.

Palabras clave:

Investigación en enfermería; Función de investigación de enfermería; Rol profesional; apoyo a la investigación

Título:

El papel del personal médico en la investigación: fortalezas y barreras

Abstracto:

Estudios de caso basados ​​en un enfoque descriptivo cualitativo, a través del análisis del discurso de los profesionales de la salud en los campos de la atención de la salud y la docencia en los servicios de salud pública de Viña del Mar y Valparaíso y la Universidad de Valparaíso (Chile).
Propósito: Reconocimiento de la importancia que el enfermero profesional otorga a su rol investigador, a partir de su propia experiencia, a través de entrevistas individuales en profundidad realizadas de mayo a junio de 2010; se utilizó un bosquejo de los temas de interés; se ha arrojado una nueva luz sobre el tema.
Resultados: las enfermeras pudieron relatar su experiencia y enfoque de la investigación; de sus informes surgieron categorías que describen las fortalezas y barreras percibidas en la realización de investigaciones. A partir de los datos recolectados, se realizó una reducción fenomenológica, con el fin de afinar las categorías y subcategorías a analizar. Los datos se triangularon con los actores en un marco.
Los hallazgos se agruparon en las siguientes categorías: institucional; formación de pregrado y posgrado; relacionado con la profesión y personal.
Discusión: se pueden presentar varios roles desempeñados por una profesión predominantemente femenina; se ha reducido el apoyo de las autoridades sanitarias a ese papel. Además, faltaba información sobre métodos y fuentes de financiación; había un vínculo débil entre enfermeras y enfermeras; Existe una necesidad urgente de una gama más amplia de programas de posgrado y pregrado mejorados que puedan demostrar que las habilidades de investigación están integradas en la gestión de la atención, el papel de la atención médica y la educación para la salud y la educación entre pares. Además, se necesitan eventos científicos más generalizados y una manera más fácil de publicar artículos informados para que los nuevos conocimientos puedan ponerse en práctica.

Palabras clave:

investigación en enfermería; el papel de la investigación en enfermería; Rol profesional; apoyo a la investigación

portugués

Calificación:

El papel de la investigación en la salud: fortalezas y barreras

Resumen:

Estudios de caso, abordaje descriptivo, cualitativo, mediante el análisis del discurso de enfermeras, áreas clínicas (3) y didácticas (3) de los servicios de salud pública de Viña del Mar y Valparaíso y la Universidad de Valparaíso (Chile).
Objetivos: describir la importancia de este grupo de profesionales designados para la investigación, a partir de su propia experiencia y guardados en entrevistas individuales en profundidad, realizadas entre mayo y junio de 2010, con varios temas, arrojando luz sobre el tema estudiado.
Resultados: transmitieron su experiencia profesional y enfoque de investigación; En los discursos aparecieron categorías que estaban dirigidas a las fortalezas y barreras percibidas en el camino de la investigación. Con la información obtenida se logró la reducción fenomenológica, que refinó categorías y subcategorías de análisis. Triangulación de información con actores y marco de referencia.
Los resultados se agrupan en las siguientes categorías: institucional, académica y formación de posgrado, profesionales y personal.
Discusión: son muchos los roles que desempeña un grupo, especialmente mujeres, con poco apoyo de las instituciones de salud para desempeñar este rol. Junto a esto, también se aprecia la falta de información, en la forma y fuentes de financiamiento, el débil vínculo entre enfermeros y docentes; la necesidad de incrementar la oferta de cursos de pregrado y mejorar los planes de estudio de posgrado, que han debilitado la capacidad investigadora, de manera que se integre con la gestión del cuidado, la salud y educación entre pares y el rol de cuidador. Asimismo, atraer un mayor número de eventos de investigación, con facilidades para la difusión y publicación de los trabajos presentados, y así el conocimiento generado, que pueda ser aplicado en la práctica profesional.

Palabras clave:

investigación en enfermería; trabajo de investigación profesional; el papel de la enfermería; apoyo a la investigación

Introducción

Hay momentos en que la disciplina y las prácticas de la enfermería se orientan a resaltar la calidad del cuidado y los diferentes significados que para los actores involucrados generan procesos internos de comprensión sobre salud, enfermedad, cuidado, entre otros. Los profesionales de enfermería se enfrentan constantemente al descubrimiento de diferentes y mejores formas de brindar atención a partir del avance del conocimiento y la evidencia obtenida a través de la investigación para brindar una atención de calidad a la población y generar recursos humanos competentes (1).

En la actualidad, existe un apoyo legislativo en Chile en línea con lo anterior, por lo que la carrera de Enfermería, junto con otras en el campo de la salud, tiene un carácter exclusivo de formación en las universidades, cuyo fundamento fue el carácter disciplinario e investigativo sobre el que se Lo apoyo en su esencia. (2-5).

El presente estudio, realizado con un enfoque cualitativamente, busca identificar las percepciones que los propios actores tienen de la investigación y el rol que ésta juega en su desempeño profesional, el cual se orienta fundamentalmente a la investigación en la propia disciplina (6), más que a estudiar a los clínicos que desdibujan la Enfermería. Puede haber desacuerdo sobre este tema, algunos investigadores señalan que la investigación es solo una, coincidiendo parcialmente con ella, pero el enfoque del enfoque para descubrir una determinada realidad y significado depende de la posición teórica que se plantee.

material y métodos

Estudio de caso cualitativo, descriptivo, interpretativo, que tiene como objetivo analizar la percepción de los profesionales de la salud sobre el rol investigador, identificando fortalezas y barreras ante su cumplimiento.

Unidad de Análisis

Integrado por una enfermera profesional. El grupo de seis informantes clave (6), seleccionados de acuerdo a su potencial para aportar al tema y experiencia laboral, más de tres años (cuyo trabajo promedio es de 16 y 20 años), tres pertenecientes a una universidad y tres centros de educación pública en Quinta Región, Valparaíso (Chile) (Figura 1).

Técnica de recolección de datos

Entrevista en profundidad, no estándar, utilizando un escenario temático, orientada a conocer el nivel de relevancia asignado a la investigación e identificar áreas de fortalezas y barreras para cumplir con este rol. El número de entrevistas se realizó hasta la saturación del discurso, en algunos casos más de tres entrevistas por persona, que consideró las siguientes fases: reconocimiento de patrones que emergen de los datos; identificar los temas que surgieron de las conversaciones, con el fin de elaborar tipologías que se repitan en los discursos; investigaciones lectoras relacionadas con el tema estudiado y referencias contextuales. En una segunda fase de codificación, los datos fueron recolectados y analizados según su pertenencia a áreas comunes y su interrelación con otras de mayor amplitud y que las contienen, generando categorías y subcategorías de codificación. Para el análisis de los discursos se utilizó la sensibilidad teórica para determinar la relevancia de los datos y darles un significado, triangulándolos con el marco de referencia y con los propios participantes, quienes validaron los resultados sintiéndose representados en ellos.

Las grabaciones se grabaron mediante grabación de audio digital y casete, para su posterior transcripción textual de las mismas, codificando la identificación de los participantes (E1, E2, E3, E4, E5, E6).

Consideraciones éticas: para la realización de las entrevistas y su grabación se obtuvo la autorización firmada de los profesionales, mediante consentimiento informado.

resultado

Al realizar el análisis por categorías, estas se interrelacionaron en muchos aspectos, ya que son categorías «vivas» y dinámicas, dentro de las cuales se encuentran los profesionales, quienes se movilizan en todos estos ámbitos de significado, en su conjunto. Cabe señalar que existen diferentes significados en términos de investigación disciplinaria para las enfermeras que trabajan en el campo clínico o académico, sin embargo, existen puntos en común derivados de un grupo fundamental femenino.

Los resultados relacionados con los factores involucrados en el cumplimiento del rol investigador se expresan gráficamente y se agrupan en las siguientes categorías y subcategorías (Figura 2).

Análisis de categorías institucionales

La hegemonía del médico y el modelo biomédico persisten en los sistemas de salud, lo que dificulta el ejercicio autónomo para realizar investigaciones que inciden en la práctica, y que logre el reconocimiento necesario, además de las excesivas exigencias laborales, del escaso reconocimiento de valor social e institucional para la formación avanzada en Enfermería (7-10), que generalmente se autofinancia y se realiza en paralelo a los fuertes sistemas de intercambio y el consecuente deterioro de la vida familiar (11,12).

Al interior de las universidades, existe un clima de contradicción en la productividad académica del grupo de enfermeros, con valores impuestos por la competitividad y una distribución desigual de oportunidades de acceso a los recursos económicos (16).

E5: “… pero cuesta mucho cuando alguien se introduce en el ambiente laboral, es difícil publicarlo y de repente no es fácil encontrar compañeros que se dediquen a la investigación, en mi caso aquí en la oficina nadie se dedica o está en proyectos de investigación … ”.

Castrillón y Nájera (13) señalan, con respecto al desarrollo de la Enfermería en América Latina, que el reconocimiento de equipos de investigadores en servicios de salud es un trabajo que pertenece al propio grupo a medida que se va empoderando en el rol investigador, reconociendo disciplina más allá de la praxis misma, identificando sus propias teorías y modelos que permitan la contextualización y conceptualización del cuidado. Esto supondría un cambio sustancial en nuestra forma de pensar, ser y hacer Enfermería. Ser profesionales autónomos, responsables de nuestras acciones, con una praxis basada tanto en la evidencia científica como en la sensibilidad y la creatividad, comprometidos en construir condiciones de vida favorables para la sociedad, conociendo en profundidad los cambios demográficos y epidemiológicos, los alcances de la Reforma en la salud de Chile. , diseñar modelos de salud basados ​​en un riguroso trabajo de investigación, sistematizar y socializar nuestras experiencias como comunidad científica, y calificar el servicio que brindamos. Jofré y Paravic (14) validan el análisis anterior, además afirman que las instituciones de salud ofrecen un carácter terminal de la formación de pregrado, desconociendo los aportes y beneficios que la formación avanzada de los profesionales que realizan investigaciones relacionadas con la praxis y el contexto en el que se encuentra. ejecutado.

La enfermera ha contribuido tradicionalmente como colaboradora, inspectora o recolectora de datos clínicos (15) en ensayos clínicos financiados pero dirigidos por médicos, perdiendo incluso el reconocimiento como coautor en las publicaciones. Otro punto importante a considerar es que para solicitar fuentes de financiamiento estatal, uno de los requisitos es la condición de que sean investigadores reconocidos con publicaciones en revistas indexadas (15), lo que genera un círculo vicioso difícil de romper. Si bien es cierto que en las universidades este aspecto es más prometedor, ya que existen apoyos institucionales para la formación avanzada, pero también los recursos son limitados, abiertos a la competencia (16); con horas protegidas insuficientes, favoreciendo la carga horaria de la docencia universitaria, lo que retrasa el tiempo de graduación e investigación. Esta situación se mejora parcialmente al estudiar en el exterior con dedicación exclusiva, pero a la vez esta se ve limitada por el escaso interés de los docentes por estudiar en otros países, ya que en un grupo fundamental femenino el ejercicio de roles familiares impide traslados, esto. siendo una variable personal. Es importante que las instituciones tengan esto en cuenta, abordando otras estrategias, para que la formación avanzada del enfermero no quede solo en el discurso.

Según el informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) para Chile (17), el apoyo a la formación avanzada y la investigación sigue siendo insuficiente, generalmente no solo en Enfermería.

Análisis de la categoría de educación académica

En Chile, el Colegio de Enfermeras ha trabajado intensamente desde 2005, por lo que la carrera se imparte exclusivamente en universidades, durante el 2014 entra a la fuerza legislativa el proyecto para la necesaria adecuación de la Ley Orgánica Constitucional a realizar por Educación núm. 18.962, de 1981, que convalidaría una licenciatura con una licenciatura, como primer paso para la formación avanzada en Enfermería (2-5).
Lo anterior volvió a enfatizar el valor social y político del grupo, que obliga a las universidades a formar a futuros profesionales que lideren proyectos de desarrollo social y sean también ciudadanos con comportamiento ético y en la defensa de los derechos de los pacientes. Las universidades necesitan enfocar sus habilidades y contenidos en la investigación, vinculándola a los problemas que surgen en los servicios y redes de salud, trabajando en colaboración entre enfermeras, profesores, clínicas e investigadores (18). Aplicar la investigación en el contexto del trabajo como herramienta para la toma de decisiones en el cuidado, posibilita la visibilidad de la autonomía del profesional, porque requiere «el deseo de hacer» y «el poder de hacer». junto con la ‘disposición’ de la competencia investigativa adquirida a través de la formación universitaria y el apoyo institucional, que debe proporcionar los medios y la infraestructura para especificar ‘el poder de hacer’ (18).

En Chile, la formación avanzada para los diplomas académicos, que proporcionarían habilidades de investigación, es escasa, presencial y está instalada en algunas regiones, lo que dificulta que el grupo de enfermeras, distribuido por todo Chile, viaje para cumplir con los programas. el alto costo; por otro lado, tiene un bajo nivel de publicaciones, a pesar de que cuenta con un recurso humano preparado.

Harrison et al (19) enfatizaron la importancia de las habilidades investigadoras en todos los niveles de la formación de enfermeras en América Latina, y enfatizaron, entre otras cosas, que el uso de la tecnología es fundamental desde los estudios de pregrado hasta posgrado, en contraste con las habilidades tecnológicas declaradas. por los enfermeros entrevistados en el estudio, quienes evidencian que están lejos de haber alcanzado estas habilidades y que se sienten en una situación de «detrimento» en relación a las nuevas generaciones, lo que les impide acercarse a la apropiación en el proceso investigativo.

E2: «Tecnología que es muy importante para la investigación, el uso de Internet, programas informáticos o una Palm para vaciar datos importantes de los pacientes, todos estos frutos, creo que ustedes como las nuevas generaciones lo verán …».

Pero ¿estudios de posgrado y estudios publicados? Uno no puede separarse del otro, siendo una simbiosis no exenta de dificultades, no existe paridad entre el número de enfermeros con posgrados y el número de publicaciones indexadas, este problema tiene varios aspectos que conviene abordar. . Por citar algunas, la persistencia de un número limitado de revistas de Enfermería en Chile y su persistencia en el tiempo, aunque hay que reconocer que la posibilidad de publicar en revistas indexadas con estándares internacionales (quince) ha mejorado en este momento.

La formación avanzada en Enfermería es un desarrollo incipiente en Chile, ya que tradicionalmente no ha sido una prioridad en algunas instituciones de formación, pues se ha privilegiado la formación de pregrado, dejando en segundo lugar el posgrado y la investigación (13,15,20).

Análisis de la categoría colectiva profesional

El enfoque clave de los profesionales de esta categoría ha sido incentivar el Colegio de Enfermeros y el reconocimiento de los compañeros, ambas subcategorías que señalan cuestiones relacionadas con la identidad profesional y se sienten pertenecientes a un grupo que reflexiona sobre su trabajo, empodera y potencia la profesión y disciplina.

Reconociendo la importancia de la asociación con asociaciones profesionales, siempre hay un pequeño número de participantes; considerando que protegen la organización del ejercicio de las profesiones, su representación exclusiva y la protección de los intereses de los miembros y la observancia de una práctica laboral ética. Por tanto, contribuyen a una asociación que aglutina y comparte los significados e intereses comunes del equipo (3-5).
Cuando analizamos en busca de explicaciones de la comunidad profesional, nos vemos obligados a comenzar por hacernos estas preguntas: ¿Enfermería es una ciencia? y ¿por qué investigar en Enfermería?

Ante la pregunta ¿Es la enfermería una ciencia? Abdellah y Levin afirman que: «La enfermería emergerá como ciencia cuando un cuerpo de conocimiento bien establecido se base en conceptos que son consistentes en sí mismos, que organizan lógicamente fenómenos concretos» (22).

Ahora, cuando se les pregunta ¿Por qué la investigación en enfermería ?, Clark y Jockey (23) sugieren que: “La ciencia de la enfermería se identifica mediante la verificación de hipótesis que son comúnmente aceptadas para mantenerlas o rechazarlas y cambiar las opciones aceptadas de significado e intuición comunes a objetivos y conocimiento comprobable ”. Así, podemos determinar que este es, en palabras de Hernández Conesa (24), el punto de inflexión del pensamiento común y del pensamiento científico, que migra de un corpus de enfermería tradicional a la formación de un corpus de enfermería científica. . La enfermería ya se ha convertido en una ciencia ya que asume que su forma de adquirir conocimientos es el pensamiento científico. Esto nos llevará a crear conceptos propios, propios de nuestro campo de actividad, que nos servirán de herramientas para construir teorías de enfermería, y de esta manera podremos organizar el conocimiento sobre lo que se está haciendo, pudiendo comunicarlo a todo el grupo profesional.

E2: “… además, en lugar de facilitar las cosas para la aplicación de las herramientas, no nos felicitamos, nos desacreditamos por hacer esto, porque tienen miedo, como si me critiquen o me supervisen y encuentren todo mal. .. en lugar de ayudarnos a nosotros mismos en esto, empeoramos todo … «,» … por ejemplo, llegar a un consenso es muy difícil … «.

Análisis de categorías personales

Esta categoría se agrupa en subcategorías como la motivación, el ejercicio de múltiples roles que debe desempeñar el profesional y la importancia que genera el factor tiempo para la investigación (Figura 3).

El aspecto más fundamental de esta categoría está relacionado con la multiplicidad de roles que debe desempeñar el profesional en un grupo fundamental femenino, coincidiendo plenamente con los comentarios del estudio de Jofré y Pavaric (15), quienes mencionan esta condición como condición. Es un reflejo de lo que está sucediendo en la sociedad, en relación con un doble turno y la división sexual del trabajo, donde las mujeres se encargan del trabajo doméstico y de la crianza de los hijos, además de los difíciles sistemas de intercambio, en la clínica. servicios y la asignación de tiempo, principalmente para la docencia de pregrado, en las universidades (15-16).

Esta situación genera falta de tiempo, agotamiento del horario de trabajo, que impide la internalización en temas que pueden ser investigados.

E1: “La falta de tiempo nos hace creer que no somos capaces de investigar. Además del rol de la familia, el jefe de hogar o el hecho de que te disolviste y tuviste que ser el jefe de hogar, hay diferentes circunstancias que cada uno tiene y que limitan tu tiempo … ”.

Este estudio cualitativo coincide con Jofré y Pavaric (15) quienes señalan que un número significativo de enfermeras no ven la utilidad de los estudios de posgrado en su quehacer diario y por tanto adquieren habilidades investigadoras y desarrollan su propia disciplina y profesión.

El grupo de enfermeros investigados percibe que los estudios avanzados son fundamentales para los académicos, aún ven una brecha entre la investigación generada y la mejora de la praxis, por otro lado, desconocen las fuentes de conocimiento generadas y su ubicación.

Osorio y Rivas (16.20), como parte de motivar a las enfermeras a mejorar sus habilidades investigadoras a través de estudios de posgrado, explican que el desarrollo personal es lo primero, luego contribuye a la mejora de la profesión y, finalmente, como un desafío personal.
En el mismo estudio anterior, se señala que en términos de metodología, las investigaciones muestran una mala manipulación de las técnicas, con el uso exclusivo de estudios descriptivos explicativos realizados por intereses individuales y financiamiento y con dificultades para difundirlos (13).

En los estudios revisados, la mayoría coincide con los hallazgos del presente estudio, como el desconocimiento de los profesionales sobre los aspectos relevantes de la investigación; la falta de aplicabilidad de los hallazgos al propio contexto. Además, se destacan otras barreras, como la falta de hábito, el miedo del profesional para implementar acciones basadas en resultados de investigación, la falta de motivación para investigar, la falta de apoyo institucional para investigar y la falta de información sobre los recursos necesarios (6). , 8, 10-13.17-21.26) (Figura 4).

Discusión

La investigación en enfermería incidirá directamente en el reconocimiento de la profesionalidad, responsabilidad y relevancia social de la profesión (24,25).

En términos de profesionalismo, al ampliar la base de conocimientos como parte de su responsabilidad profesional en el campo de la salud, las enfermeras desarrollan un cuerpo de conocimientos con rasgos distintivos que diferencian a la Enfermería de otras disciplinas, contribuyendo a definir mejor su rol en las diferentes profesiones. salud.

En cuanto a la base de la responsabilidad profesional, al transformar la investigación en un aspecto tradicional dentro de la profesión, es necesario tomar decisiones clínicas y realizar actividades con base en información documentada científicamente (8,13).
Finalmente, la relevancia social de la Enfermería vendrá dada por el reconocimiento social, el cual presupone una práctica basada en criterios científicos, que nos permite evaluar críticamente nuestra propia eficiencia profesional y nos determina a modificar o renunciar a aquellas prácticas que no demuestren ningún efecto sobre la salud de la población enferma o sana. A esto se suma el creciente interés por la calidad de la atención y su relación con su costo (14).

A diferencia de los mencionados anteriormente, Salazar et al. (12) considera como una seria barrera la carga histórica que los enfermeros tienen estereotipados, que les impide considerarse profesionales independientes y que sus aportes a la investigación sean relevantes. Además, añaden que para cada equipo de investigación debe quedar claro que “nunca ha existido una investigación que no se publica”.

La dicotomía entre un modelo biomédico tradicional y uno basado en respuestas humanas relacionadas con cómo las personas redefinen la salud, moviliza conocimientos que, cuando se integran, se separan, impidiendo el análisis completo del ser humano y su contexto social. Aquí la Enfermería debe posicionarse generando conocimientos que permitan reorientar el cuidado y buscar la mejor evidencia que lo sustente (7).

Las relaciones de poder institucionalizadas (7,27) llevan a las propias enfermeras a centrarse más en un ejercicio técnico-servicio civil que en un generador de conocimiento. Bourdieu (27) señala que las relaciones de poder se establecen no solo en la circulación y acceso de los bienes materiales, sino también en los bienes simbólicos, como el conocimiento y la transmisión, o el capital cultural, que también organiza prácticas dentro de los grupos humanos.

La investigación en enfermería tiene como objetivo desarrollar conocimientos que orienten y respalden la práctica y la disciplina de la enfermería. Esto requiere una conciencia y reconocimiento de sus roles y responsabilidades en el servicio de salud (14).
Para promover la investigación en Enfermería y su desarrollo en esta perspectiva, es necesaria la formación investigadora, así como estrategias y recursos que permitan a los profesionales de enfermería realizar tareas de investigación y aplicar sus resultados (6).

El proceso de formación de Enfermería es un proceso de conjugación de conocimientos, principios, valores, conciencia en salud y habilidades técnicas en un campo complejo, ya sea científico, técnico, ético y político (21,25).

La internacionalización de la formación en salud desafía la definición de criterios de política educativa e indicadores de calidad en los programas de formación para facilitar la mejora continua de los programas de pregrado y posgrado y así brindar servicios de profesionales de la salud calificados y competitivos en el contexto de la globalización. .

El Consejo Internacional de Enfermeras considera que las asociaciones nacionales de salud tienen un papel clave que desempeñar para promover y facilitar el proceso de investigación con empleadores, instituciones de formación y agencias de financiación, en colaboración, de forma conjunta. Ser capaz de generar un ambiente de búsqueda, incrementar el acceso a la formación en métodos de investigación para promover el desarrollo de la ciencia y el conocimiento de Enfermería y promover la aplicación de la investigación en el cuidado (1).

Se encontraron menos factores en la categoría de «fortalezas» que en la categoría de «barreras», concluyendo que la gran cantidad de limitaciones sería un obstáculo para el profesional de la salud, lo que generaría un distanciamiento y desmotivación para realizar la investigación.

Factores como la proximidad y las oportunidades de investigación durante la pasantía de pregrado se destacan como fortalezas de la formación, siendo esta experiencia la que generaría la mentalidad investigadora y la base teórica para realizar la investigación como profesionales. Si bien es cierto que esta situación se desprende de los discursos, no explica la inconsistencia de su aplicación en la práctica.

Entre las fortalezas personales encontramos dos factores fundamentales que definen si realizar o no una investigación, estos son: la importancia que se le da al proceso de investigación y la motivación. Cuando los factores se transforman en instalaciones, influyen directamente en el reconocimiento de los profesionales, la responsabilidad y la relevancia social de la Enfermería.

Finalmente, es necesario decir que el profesional de enfermería es el que primero debe ser consciente de la importancia del rol investigador, ya que se basará en casos donde el tema «Investigación en enfermería» adquiere la misma importancia que las áreas de actuación. . de la práctica, gestión y prestación de cuidados. Además, como existe una familiaridad real con la investigación, las barreras desaparecerán y se convertirán en verdaderas fortalezas para el rol.

recomendación

  • Tratar de cerrar la brecha entre los aspectos estructurales institucionales del sector salud, los relacionados con la salud, los equipos personales y de formación que permitan la mejora de la comunidad de Enfermería para liderar proyectos de investigación.
  • Incorporación de la investigación en enfermería como parte de los objetivos de gestión de las instituciones, especialmente en las subdirecciones de Enfermería.
  • Establecer equipos de investigadores en los servicios de salud, que resaltarán los problemas institucionales y mejorarán la calidad de la atención.
  • Redistribuir la carga de trabajo en un rol profesional integrado, reconociendo la investigación como parte de ella y facilitando la formación avanzada de enfermeras y el trabajo en equipo interdisciplinario, con un reconocimiento constante de los colegas y el establecimiento de diversos incentivos.
  • Optimización del papel del colegio de enfermeras como catalizador y promotor de fuentes de investigación y financiación.
  • Integrar la competencia investigadora en los programas de estudios de pregrado, vinculándola con el de posgrado, con el fin de igualar el desempeño de los diferentes roles de la Enfermería.
  • Difusión de información sobre investigación en enfermería y editoriales, para que la recepción de información sobre becas, proyectos u otras formas de financiación sea más accesible para los profesionales.
  • Otorgar becas a enfermeras clínicas y realizar cursos escolares de enfermería centrados en la investigación para maximizar y fomentar el desarrollo de este campo en estudios de pregrado y posgrado.
  • Difusión de investigaciones realizadas por docentes, estudiantes y profesionales de enfermería, en sesiones de investigación de bajo costo, para dar un mayor reconocimiento a la labor investigadora que realiza el profesional de enfermería.
  • Trabajo colaborativo entre el cuidado y la docencia para investigar las cuestiones derivadas de las propias prácticas con el fin de optimizar la atención y la calidad.

Bibliografía

  1. Consejo Internacional de Enfermeras. Practica profesionalmente. [En línea] [fecha de acceso: 5 de marzo de 2014]. URL disponible en: http://www.icn.ch/es/pilares-a-programas/professional-practice
  2. La Ley Orgánica Constitucional de Educación (LOCE). Boletín no. 18.962. Ajustado el 9 de abril de 2008. [En línea] [fecha de acceso: 5 de marzo de 2014]. URL disponible en: http://www.educarchile.cl/UserFiles/P0001/File/proyecto_de_ley_de_educacion.pdf
  3. La necesidad de la exclusividad universitaria para la formación de enfermeras y matronas. Documento de trabajo. [En línea] [fecha de acceso: 5 de marzo de 2014]. URL disponible en: http://www.achieen.cl/uploads/documentos/7c23b4aa977a48b3882567b6b968f5bc1dea0240.pdf
  4. Colegios profesionales presentes ante la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados. Colegio de Enfermeras de Chile. [En línea] [fecha de acceso: 5 de marzo de 2014]. URL disponible en: www.colegiodeenfermeras.cl
  5. Mathey E, Espina A. Cambio articulado ley LOCE. Boletín No. 3849-04. [En línea] [fecha de acceso: 5 de marzo de 2014]. URL disponible en: http://www.colegiotecnologosmedicos.cl/noticias/proy_ley.pdf
  6. Malvárez S, Castrillón MC. Panorama general de la fuerza laboral de enfermería en América Latina. Serie de desarrollo de recursos humanos. Washington, DC: OPS; 2005. págs. 31-43.
  7. Menéndez E. Modelo hegemónico, modelo alternativo, modelo subordinado, modelo de autocuidado: rasgos estructurales. Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social. México: INAH; 1983.
  8. Menéndez E. El modelo hegemónico: transacciones y alternativas a un fundamento teórico del modelo asistencial. Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social. México. [En línea] [fecha de acceso: 5 de marzo de 2014]. URL disponible en: http://antropologia.urv.es/AEC/PDF/N3/articles/modelo.pdf
  9. Trivino Z, Sanhueza O. Paradigmas de la investigación en enfermería. Cienc Enferm 2005; 11 (1): 17-24. [En línea] [fecha de acceso: 5 de marzo de 2014]. URL disponible en: http://www.scielo.cl/pdf/cienf/v11n1/art03.pdf
  10. Ibarra X, Noreña A, Rojas J. Visibilidad de la disciplina de enfermería: el factor medio de la investigación. Índice de enfermedad 2011; 20 (4).
  11. Damilano MI. Informe de la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología. Boletín no. 3.849-04. [En línea] [fecha de acceso: 5 de marzo de 2014]. URL disponible en: http://www.colegiotecnologosmedicos.cl/noticias/inf_com_sen.pdf
  12. Colegio de Enfermeras de Chile. «El papel de la enfermera: las áreas de trabajo de la enfermera según la ley».
  13. Salazar Gómez TJ, Landeros Olvera EA, Salas Martínez O, Enríquez González Q. Financiamiento de la investigación en enfermería: beneficios y barreras. Rev Enferm Inst Mex Seguro Soc 2008; 16 (1): 51-55.
  14. Castrillón MC, Nájera RM. Enfermería en América Latina: situación actual, áreas críticas y lineamientos para un plan de desarrollo. Documento de análisis. [En línea] [fecha de acceso: 5 de marzo de 2014]. URL disponible en: http://www.aladefe.org/
  15. Jofré V, Paravic T. Postgrado en Enfermería en Chile. Sick Index 2010; 16 (56): 50-54. [En línea] [fecha de acceso: 5 de marzo de 2014]. URL disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1132-12962007000100011&lng=es
  16. Chávez MA, Chávez MR, Ramírez E, Cruz ME. Género y trabajo universitario. Guadalajara, México: Instituto Municipal de la Mujer; 2009. [En línea] [fecha de acceso: 5 de marzo de 2014]. URL disponible en: http://www.observatoriominerva.gob.mx/documentos/Libro%20Genero%20y%20Trabajo%20en%20Universidades.pdf
  17. Informe de la OCDE 2008 cap. Educación más alta. págs. 225-248. [En línea] [fecha de acceso: 5 de marzo de 2014]. URL disponible en: http://www.mt.educarchile.cl/MT/jjbrunner/…/politica_educac_1.html
  18. Osorio X, Rivas E. El estado de la investigación en salud: IX región de la Araucanía, Temuco, Chile, 2002. Investigación y educación en enfermería 2005; 23 (2): 82-93.
  19. Fernández P, Pértegas D. Dificultades en la investigación en atención primaria. A Coruña; 2005. [En línea] [fecha de acceso: 5 de marzo de 2014]. URL disponible en: http://www.fisterra.com/mbe/investiga/difInvestAP/difInvesAP.pdf
  20. Harrison L, Ray A, Cianelli R, Rivera M, Urrutia M. Competencias de investigación para diferentes niveles de educación en enfermería: una perspectiva latinoamericana. Cienc Enferm 2005; 11 (1): 59-71. [En línea] [fecha de acceso: 5 de marzo de 2014]. URL disponible en: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=s0717-95532005000100007&lng=es
  21. Orellana A, Sanhueza O. Competencia en investigación en salud. Sick Science 2011; 17 (2): 9-17. [En línea] [fecha de acceso: 5 de marzo de 2014]. URL disponible en: http://dx.doi.org/10.4067/S0717-95532011000200002
  22. Rodríguez R, Rodríguez CA, Santos FJ, Santos FX. Metodología básica de la investigación en enfermería. Madrid: Díaz de Santos; 2003.
  23. Clark J, Hockey L. Investigación de enfermería adicional. Nueva guía para cuidadores interesados ​​(serie Care Education). Londres: Shields; 1989.
  24. Hernández Conesa J. Preguntas de enfermería, exámenes de enfermería. Madrid: Interamericana; mil novecientos noventa y cinco.
  25. INVERTIR. Resultados de la encuesta preliminar: actitudes de los profesionales sanitarios hacia la investigación y barreras para el uso de sus resultados en la práctica. Unidad de Coordinación y Desarrollo de la Investigación en Enfermería. INVERTIR ISCIII; 2009. [En línea] [fecha de acceso: 5 de marzo de 2014]. URL disponible en: http://www.isciii.es/htdocs/redes/investen/pdf/ Attitud_Profesional_Enfermeria_en_Investigacion.pdf
  26. Álvarez R, Álvarez F. El papel del enfermero y el médico en la investigación sanitaria, médica e interdisciplinaria s / an. Revista Seden 6. [En línea] [fecha de acceso: 5 de marzo de 2014]. URL disponible en: http://www.revistaseden.org/files/art603_1.pdf
  27. Bourdieu P. Problemas de sociología. Madrid: Istmo; 2000.

Rate this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *